viernes, 26 de julio de 2013

* Nuestro primer beso ^-^'



Hacen ya dos años desde nuestro primer beso... y otras cosas.
Recuerdo ese día como el más bonito de mi vida. Toda la tarde mirándonos a los ojos, mirándonos en los ojos del otro. La promesa de estar juntos, arrimaditos, durante horas y en un tranquilo silencio. Como hablamos de fidelidad. Obviamente nuestro primer beso... mi primer beso en realidad, y todos los que le siguieron. A decir verdad me intimidabas un poco: eras mayor, tenias mucha experiencia, y eras tan clara y directa con lo que querías de mi... que me asustabas.

Pero todo se esfumó cuando nos fuimos del parque. Tú tenías que coger el bus, y te levantaste primero, me ofreciste la mano para ayudarme a levantarme mientras decía que tenía ganas de acompañarte, hubiera hecho de todo por prolongar tu compañía, la cogí, me levanté... y no me la soltaste. Los dedos entrelazados y con paso firme, a día de hoy podría jurar que estabas nerviosa en ese momento, pero yo ya tenía suficiente con interpretar mis sentimientos como para pararme a pensar en los tuyos. Íbamos a despaso, era incómodo, era... extraño.

-¿Te molesta, quieres que te suelte?
-Eh.. No, no... me gusta.
-Es la primera vez que vas con una chica de la mano, ¿verdad?
-Sí =)


A día de hoy no puedo cogerte de la mano, no puedo ni estar contigo. Si realmente hay un día en el que te necesito, sin duda es hoy. Sé que no es el momento de andar a pedirte este tipo de cosas, pero realmente estar hoy contigo es importante, muy importante...
Ju 14-26



domingo, 21 de julio de 2013

* Amigos or not? *^^


No, no lo entiendo. Intento encontrarle un sentido a mis sentimientos, intento justificarlos, y me doy de bruces contra la pared una y otra y otra vez... Me desvivo buscando felicidad lejos de ti y, sin lugar a dudas... tengo una vida bastante buena, me gusta, casi me encanta pero no quiero superarte y olvidarme de ti. Siempre que me acuerdo de ti, y siempre que te pienso sin pensarlo (que son mas veces de las que quisiera admitir delante de nadie...) me duele ver como has rehecho tu vida sin esfuerzo aparente, como te has librado de mi de un plumazo para no volver a meterme en tu vida, me duele pensar en ti cada día y a cada hora y me entran ganas de llorar hasta quedarme dormido, pero por encima de todo, cuando pienso en ti, automáticamente cierro los ojos reprimo una risa escéptica y sonrío de pura felicidad. Sin saberlo me endulzas todos y cada uno de mis días, lamentando mi tardanza estoy disfrutando de todo lo que un día no supe apreciar, y me encanta, me emociona, me ayuda a reflexionar...

Por encima de tu recuerdo, por encima de tu actitud, por encima de mi frustración hay otra cosa, algo que nunca había probado en tal medida como ahora, y eso es la melancolía.

Tu simple recuerdo me hace sonreír, cada momento que pase a tu lado me viene a la mente como lo mas bello del universo... en toda su inmensidad, como dijo el mayor científico de todos los tiempos: "Sólo hay dos cosas infinitas: 1.- el universo  2.- la estupidez humana. Y de los primero no estoy muy seguro". Me gustaría decir esto para poder disculparme, reconocer que fui un estúpido y no volver a tropezar con esa piedra, pero no es lo que siento. Tal vez todo sería mas sencillo si simplemente dejara de quererte y me buscara la vida (desde luego me has dado motivos mas que suficientes...), pero me parece cobarde no luchar por el amor, casi tan cobarde como no superar una ruptura, en resumen: soy un cobarde haga lo que haga.
Pues vale, no merece la pena engañarme, acepto lo que siento y asumo las consecuencias; recuerdo cuando me dijiste que tú te marcaste como objetivo hacer veterinaria y no pararías hasta lograrlo, que harías todo lo que fuera necesario para llegar a tu meta, pues bien, tú estas cumpliendo, y yo hoy puedo decir que también tengo mi meta y no me rendiré hasta cumplir mi sueño, porque ante todo SÍ COMPENSA, siempre ha compensado......

No sé porqué te quiero, pero sé que te quiero, acéptalo y ya.
Recuérdalo siempre.


Ju 14-26



domingo, 14 de julio de 2013

* Silencios ^-^'




Hace años alguien me hablo de esos momentos de intimidad en los que nada se dice, nada se piensa... momentos de tranquilidad y amor infinitos. En ese momento aún nos estábamos conociendo, y los silencios eran un poco incómodos entre nuestras tiernas miradas. Ese día aprendí una lección al respecto, y es que no hay nada como estar a gusto en esos momentos de silencio el uno junto al otro, mirando tu cara de estúpido enamorado en sus ojos, y leer la palabra amor reflejada...

AMOR, que bonito es, eh, ciertamente el amor es lo mas hermoso que puedes recibir de otra persona, pero para mí es algo inmensamente enrevesado y que no entiendes y por tanto.. no te fías, igual que la primera vez que coges el interurbano para ir a su ciudad, no te fías de por donde te lleve, pero sabes que el destino merece la espera. Pues bien, a partir del momento en que superamos este recelo yo lo considero amor, y cuando confías en alguien tanto como para disfrutar de cada palabra que sale de su boca y, sobre todo, de cada silencio que producen vuestras miradas al cruzarse sin duda has entregado la llave de tu corazón.

Presumo de estar enamorado, pero hoy confieso que... tengo mis dudas. El amor requiere confianza, y mi amor creció con un gran sustrato al respecto, pero hoy en día las cosas han cambiado, y no puedo anunciar que me fíe de ti. Por mucho que me gustes no sería capaz de abrazarte, cerrar los ojos, disfrutar....y contener las lágrimas.

Considero indudable cuanto nos amamos, tú me amaste de corazón, pero no puedo asegurar que lo recuerdes..... seguramente tú ya desees mirar a otro a los ojos y guardar silencio hasta que uno se rinda al deseo y bese al otro, pero yo recuerdo cada vez que me rechazaste solo para prolongar ese momento de gozo y disfrutar del redoble que precede a esos tiernos y suaves besos... que SIEMPRE suben de tono ;P

Momentos tan inolvidables permanecerán siempre en mis sueños, y me gustaría saber si todavía ella recuerda que los tuvimos...
Ju 14-26


jueves, 4 de julio de 2013

* Amanecer ^-^'

...

Y me sorprendo abrazando fuertemente las sábanas, ojalá estuvieses en su lugar... No es tan distinto de cualquier otra noche en la que no me dejas dormir y las preguntas inundan mi cabeza.

¿Por qué no te cuidé? ¿Por qué dejé que tu amor se enfriara tanto?



Jajaja miro atrás y no me reconozco, ¿cómo pude ser tan ingenuo, tan estúpido? Entonces no sabía lo que hacía, por mucho que me esforzara demostrar que sí solo era como un niño jugando a un juego de mayores: apañándomelas para seguir jugando pero sin entender realmente las reglas del juego.
Y como un niño pequeño me veo ahora, inmaduro por creer que no lo era. Descubrí el amor y aprendí a vivir con él igual que he aprendido a hacer con el dolor de mi maltrecho corazón... maldita sea mi estirpe por semejante estupidez.



Y miro por la ventana, es un bello amanecer.
Mi corazón te busca en la semioscuridad al tiempo que me siento movido como por un resorte.
No lo he elegido así, pero así es, y por mucho que me peses es parte de mí, una parte que debo asimilar y convivir con ella.



Ya no lo veo como un juego. Es... mucho mas que eso para mí, es parte de mi vida, una parte que me encanta y detesto al mismo tiempo.

-No quiero volver a tener que recoger tus pedacitos....


Hoy me desvelo bruscamente y lo veo todo nublado, por la venta no hay mucho mas que oscuridad, solo veo el cielo negro sin estrellas con una tenue luz en el horizonte... y una fina luna creciente que semeja abrazar el amanecer, y guarda el abrazo que le doy a la cama, ojalá lo recoja y ojalá se lo lleve a ella.









No es sencillo regresar a mi mundo, así que decido irme lejos...
muy muy lejos...
Decido sumergirme en la letanía de un mundo lejano
en un esfuerzo por aliviar mis inquietudes.

Y funciona, la serenidad me invade,
veo las cosas con mas claridad y tranquilidad. No me alegro, no me enfado.
Solo observo, me alejo, y reflexiono.


Ju 14-26

miércoles, 3 de julio de 2013

* Llueve por dentro ^-^'


En su debido momento la oí pero no la escuché, estaba ciego y no supe escuchar tus gritos de auxilio añorando mis besos y caricias en todo momento.

-Te quiero
-Yo no, pero te necesito tanto...

Supe que pasaba algo, estaba de fiesta y lo sabias, lo que no se si sabías es que estuviste en mi mente toda la noche, preocupado pero sin reaccionar, visto desde fuera es para matarme, pero en el momento era todo un dilema...
Llueve por dentro ahora de mi corazón, no obstante tengo fuerzas para responderte, sé que demasiado tarde a ese mensaje que ignoré en el momento decisivo. Yo no te necesito ya, pero te quiero con fuerza, con mucha fuerza, y como siempre se me dio mal expresarme y exteriorizar lo que siento, dejaré que tu amigo hable por mi:
Ju 14-26