lunes, 30 de septiembre de 2013

* Dream away ^-^'

Sin buscarlo siquiera he vuelto a ser rechazado, no sé qué ha pasado exactamente pero no me ha aceptado, y aunque no lo buscaba me duele un No tan firme, casi como si fuera una broma.

Y entonces me despierto, pero me doy cuenta de que sigo dormido cuando me veo en medio de una comida con una vieja amiga de Madrid. No me apetece nada que no sea ordenar mis sentimientos, pero quiero, tengo que ir, y no voy solo así que no puede ser tan malo.
Hola, que tal, cuánto tiempo, todo bien... y nos vamos a sentar. Al llegar a la mesa advierto que ella ya cogió sitio, ella: la que me ha vuelto a rechazar. (Qué hace aquí?? Mi subconsciente me debe estar jugando una mala pasada, no entiendo qué pasa aquí) Al ver su bolso intento alejarme de él, pero acabo justo a su lado... Me siento, miro para el otro lado y hago mi mayor esfuerzo para pasar una agradable velada.
Y así sucede, todo muy agradable, el tiempo pasa rápido como si fuera a perder el bus, nos divertimos con los juegos mas minimalistas y tontos del mundo, pero nos divertimos como enanos. Excepto en lo que se refiere a ella, sin miradas, sin contacto, sin interacciones. De repente se levanta de un salto en la silla de al lado y me agarra el colgante, mientras con reproche me dice:

-No entiendo como puedes cuidar esto mejor de lo que me cuidaste a mí.

"Esto", un objeto, un mero recuerdo de lo que podría ser y no es.
La cabeza empieza a darme vueltas y me levanto sobresaltado, en mi cama, son las 4:00 de la mañana.
Ciertamente metí la pata, con ella, no cuidé su corazón tan bien como cuido su recuerdo, pero tampoco tengo la oportunidad de arreglarlo. No soporto más los reproches, ahora me la juego a mí mismo en mis sueños para martirizarme un poco mas... un día mas...
Corregir mis errores o seguir adelante, haré cualquiera de ellas, pero no podré mientras el remordimiento me coma por dentro y el reproche me machaque por fuera. Busco una manera de que me perdones, pero no encuentro la forma adecuada para disculparme........... aún.
Ju 14-26











sábado, 14 de septiembre de 2013

* 14, el primer 14 ^-^'

Miráis este pato?? Pues eso es lo que llevo yo dentro, un patito radiante e inocente.. oish, es que mira que es bonito ♥o♥
Vale, ahora en serio:
Hoy se supone que sería nuestro segundo aniversario, pero estoy solo para soplar las velas...
Han pasado muchas, muchísimas cosas en el último año, incluso se podría decir que las cosas se remontan mas aún, pero no nos alejemos del tema. La cuestión es que hoy es el segundo aniversario desde que le pedí para salir y me respondió con un rápido "si" preludio de un apasionante beso (que bonito recuerdo, ojalá pudiera enmarcarlo para revivirlo una y otra y otra vez jejeje), y este año un abismo nos separa.
Me he ganado tu desprecio gracias a mi torpeza, y tu me has hecho mas daño del que nunca, nunca en la vida creí que yo sería capaz de soportar antes de morir, y a pesar de todo lo que ha pasado, del gran interrogante que tengo en mente sobre tu yo actual y lo mucho que hemos sufrido, a pesar de TODO, donde cualquier persona en su sano juicio hubiera impuesto la razón... yo no puedo cerrar los ojos sin sentir un bulto en el corazón, mariposas en el estómago, a día de hoy cuando vacío mi mente y dejo de pensar: abro mi mente a los sentimientos. Siento con todo mi ser, percibo lo que me pide el cuerpo... el espíritu mejor dicho, y lo que siento es una completa paz y armonía, esa tranquilidad que solo te transmite alguien cuando estas enamorado.
Mi día a día es una continua lucha conmigo mismo para controlar mis ansias de ti, y también mi rencor, pero cuando cierro los ojos y miro dentro de mi, veo claro y distinto que estoy enamorado, al final lo que queda es el amor, que no muere pero a veces se esconde el cabrón (mira que no las he pasado putas ni nada yo descubriendo mis sentimientos y el único que importa es ese...).

Mientras tanto ella... se ha enamorado, lucha hasta desvivirse por un amor imposible, un amor de película, mientras yo estoy de estúpido esperando por ella.

Hoy es un día importante para mí, y un día más para ella. Ojalá me permitiera aunque solo fuera... decirle un "te quiero", decírselo como quien te mira a los ojos durante esos interminables instantes en los que basta con estar en silencio para estar a gusto, y sentirse querido por el otro.

Enana, vieja... mi amor: Te quiero, no lo olvides.

Ju 14-26